A A

Categorías

Traducción


by Transposh - Plugin de traducción para WordPress

Buy me a coffee! (or a beer)

Nor

/* 4 */

//Flip, flop, dice el transistor, flip, flop responde el sumador, flop flop gruñe Nor.

/* 5 */

//Dos arriba, uno a la derecha, rebote, uno a la izquierda, dos abajo, dos a la izquierda, uno abajo, 1087 más y a subir aún más rápido. Los ordenados LVDS respondían a una señal que ni GPU, ni CPU reconocían como propia, y mientras tanto, el píxel verde volaba feliz por toda la pantalla. Tanto los trazadores y depuradores automáticos como los lanzados por el programador perdían la pista al dato que movía al pixel, y les daba igual. Un viejo glitch de una unidad óptica externa contó que había oído hablar a sus abuelos, los míticos disquetes, de un virus parecido en los 80x. Pero nadie le hizo caso, en su senectud solía arrancar gritando “¡VA A LLEGAR EL EFECTO 2000!” y les tenía un poco hartos a todos con sus constantes repeticiones y arranques en falso.

//Cuando llegó el jefe de proyecto, el programador llevaba ya toda la noche depurando sin éxito las cerca de diez mil líneas que sospechaba que podían mover ese píxel travieso. Decenas de manuales electrónicos se desparramaban por el escritorio de la pantalla de la izquierda, la derecha, en negro, mostraba la despreocupada carrera sin fin del puntito verde. En la mesa se acumulaban restos de pizza, café, ceniza (que todos jurarían ante un juez que ya estaba allí cuando abrieron las oficinas) y más manuales y garabatos.

//- Para llevar toda la noche quemando las pestañas con un bug no tienes tan mala cara. Saludó el jefe.

//- Los viejos programadores nos alimentamos de frustración, desesperanza y lágrimas de directivos; y hoy tengo la barriga llena. – Respondió alegremente. – Maldita la hora en que se me ocurrió jugar con la gamma y encontré a este émulo de pong, no hay manera, todo está en orden. Míralo tu mismo.

// Tras un buen rato leyendo las salidas del perfilador y los datos del depurador, el jefe comprobó que, en efecto, no había ni un nanosegundo fuera de sitio. Los gráficos renderizaban óptimamente, y tras dos días de incansable investigación el equipo encontró y depuró más de cien problemas clasificando otros tantos para el futuro. Quitando el píxel juguetón, habían preparado el lanzamiento más depurado de su historia.

//- Pues nada, en media hora se sube a producción, porque esto funciona y tengo a los mandamases histéricos.

//- Alguien lo va a ver, los jugadores son gente muy rara y les encanta hacerle perrerías al programa, en especial cuando es la versión de salida. ¿Entonces?

//- Entonces decimos que es un huevo de pascua, mándale un correo a los CM para que estén atentos al primer tiquismiquis que postee. Decidido, el píxel se queda. Además es divertido ver como rebota.

//- Sí, me recuerda a mi perro.

//Y así es como el “bug del perrito feliz” salió a la red.

Deja un comentario